Las artes escénicas volvieron en julio a las plazas de los barrios de Oviedo.

38151531_1765975516789409_5862546508393480192_n

Las Artes Escénicas siguieron por segundo año en la calle después de mucho tiempo de sequía de estas obras por los barrios. Las plazas de Oviedo volvieron en julio a convertirse en un escenario de muy diversas disciplinas, danza, títeres, música, mimo, acrobacia, disciplinas circenses, animación o performance.

Estas pequeñas píldoras, dirigidas a todos los públicos sin distinción, tienen para los expertos “la capacidad para ser un dinamizador cultural y un elemento de cohesión social entre los grupos humanos.”¿Unos pocos minutos al año pueden provocar alguno de estos efectos?
¿Todos los habitantes de una ciudad pueden participar en todos los espacios municipales de la cultura? El discurso político responderá afirmativamente a esa interrogante, en base a la premisa por la cual todos los ciudadanos tienen ese derecho. Pero en la práctica sabemos que no es así. Entonces ¿cuáles son las políticas públicas que se impulsan para hacer accesibles esos bienes culturales a la población?
En la plaza Lago Enol hemos disfrutado de dos representaciones, el pasado jueves “ESPERA” y el año anterior “ROJO ESTANDAR”, espectáculos que han tenido un público más bien limitado pero entregados a una relación interactiva con los actores.
IMG_1782
La Compañía de Circo EIA presentó en Ventanielles y Colloto “Espera”, el espectáculo de “Circo Participativo” de Francesca Lessia y Celso Pereira.
“Los acróbatas se convierten en artesanos del movimiento y aparecen paisajes perdidos, llenos de gestos humanos y encuentros sinceros.”
21741194_1448556385212522_7926356167061956421_o
En 2017 fue  La Nórdika  quien transformó Ventanielles y la plaza del Fontán. Darío Dumont y Greta García con la obra “Rojo estándar” consiguieron ganarse al público.
“El amor es un misterio. Todo en él son fenómenos a cual más inexplicable, todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo”.

 

Anuncios
Publicado en Cultural, Municipal | Deja un comentario

Senda Ventanielles-Colloto. Las vecinas y vecinos abren caminos.

PICT0055El 15 de Octubre de 2017 las vecinas y vecinos inauguramos la senda Ventanielles-Rubin a Colloto, por la caja del antiguo Ferrocarril de Económicos (FEVE), abierta después de desbrozarla y acondicionarla en precario. En junio de 2017 ya la habíamos solicitado en los Presupuestos Participativos para que el Ayuntamiento la ejecutara en una obra completa.

Entre los colectivos impulsores de la senda se encontraron:
Nuevo Ventanielles Asociación VecinalImagina un bulevarAsturies ConBiciGrupo de Parados de VentaniellesAmpa CPB VentaniellesGuillen Lafuerza AavvVentanielles Participa, CEA de la Tenderina, Que Hacer en Colloto, AAVV Por Colloto, Aavv Santolaya, Grisú C.F..F.

En las dos primeras fotos que adjuntamos los caminantes pasan por la unidad de gestión pendiente de desarrollo CES Cerdeño-Santuyano (Plan General de Ordenación Urbana). En la misma se eleva la altura edificable a 12 plantas, todo un contraste entre una senda, muestra de las inversiones demandadas y decididas por las vecinas y  vecinos, frente a grandes pelotazos urbanísticos que benefician a unos pocos.

 

PICT0062

Ayer, 29 Julio, la TPA recogia una noticia sobre la puesta en funcionamiento de las propuestas de los Presupuestos Participativos 2018 :  “Oviedo impulsa la creación de una senda peatonal y ciclista que una Colloto con Ventanielles”  https://www.rtpa.es/asturias:Oviedo-impulsa-la-creacion-de-una-senda-peatonal-y-ciclista-que-una-Colloto-con-Ventanielles_111532862051.html

IMG_8827

22256494_865831670250232_1879180948956358809_o

 

22339452_865831420250257_1032370732224889531_o

22291167_865839413582791_8622032885796178548_o

 

 

Publicado en Movilidad, Municipal, Participación, Vias | Deja un comentario

Pedro el librero de Ventanielles

 

 

Pedro García, el librero de Garluc. “El presidente de la Asociación de Librerías de Asturias luchó toda su vida para acercar a la gente a los libros, defendió las bibliotecas, enseñó a leer a vecinos en su trastienda y sabía contagiar la ilusión.” Un hombre irrepetible para el mundo de la literatura en Asturias, para el barrio y para la Asociación Vecinal los Ríos de Ventanielles. Falleció en Noviembre de 2012.

Comenzó con su mujer, Maruja Luces, en el Ventanielles de los años 70 en una minúsculo local del Río Narcea, próximo al lo que hoy es la panadería Guindas, pero muy pronto arrebataria el concepto de Librería a lo que por aquel entonces se mezclaba en comercios de merceria, relojería o lo que fuera. Se trasladaron al local actual para ser la referencia cultural del barrio, hasta que en 1990 abriera la Biblioteca Municipal con la que mantendría una intensa colaboración.

La foto inferior se recoge la entrega de premios de un concurso de redacción organizado por la Asociación Vecinal los Ríos de Ventanielles en los años 80, en el local del antiguo Cine Mexico, entre los impulsores no podía faltar nuestro librero. (Es el primero por la derecha, detrás del micrófono)

image

Reproducimos el articulo de Biblioasturias de 2012 con motivo de su fallecimiento.

 

PEDRO GARCÍA, EL LIBRERO QUE AMABA LAS BIBLIOTECAS

 

“Decía José Saramago que ser librero es como estar enamorado de por vida. Esto es lo que le ocurría a Pedro García: su historia con los libros sólo puede ser contada como una larga historia de amor.

Hace cuarenta años dejó su trabajo en una fábrica de metales y junto a su mujer, Maruja (ese tándem indestructible), abrió en Ventanielles la librería Garluc (Gar, por su García; Luc, por el Luces, primer apellido de su esposa).”Imaginaos si tenía ilusión por los libros que cometió la valentía de poner en aquellos años una librería en ese barrio” comenta la bibliotecaria Chelo Veiga. Ventanielles por entonces era uno de los barrios obreros por excelencia de Oviedo, y Pedro García un Quijote con libros entre las viviendas sociales. Este gran lector amaba la literatura y también veía en ella una poderosa herramienta. “Que la gente leyera para formarse” explica Luis Martín, presidente de la Asociación de Libreros de Oviedo. “Ésa era la gran obsesión de Pedro, y por eso su pasión por los libros. El barrio era sumamente obrero y veía que la gente no estaba formada. Él quería que se preparasen y aspiraran a algo mejor”. Pedro García enseñó a leer a muchos vecinos, tanto en la librería como en su casa. Su pasión era ésa: enseñar, orientar, mostrar cómo el mundo se podía hacer más grande. Su gran ilusión consistía en que la lectura se considerase fundamental, y que las personas se dieran cuenta de cuántas ventanas abría y todas las oportunidades que traía consigo. Esa librería en Ventanielles se convirtió para la gente del barrio en “un lugar de encuentro, un sitio donde íbamos a hablar”. En Garluc, aunque es una librería pequeña, tenía un rinconcito donde los más pequeños podían acercarse a la literatura: una mesa con sillas para que los niños pudieran echar un vistazo a los libros mientras las madres comparaban. Pedro García era un gran amante de la literatura infantil porque decía que era la que formaba los lectores del futuro.

Pero los libros no eran su único ámbito de lucha, aunque sí el principal: participaba en todas las actividades del barrio, era miembro de la asociación de vecinos, cantaba en un coro, formaba parte de la Peña Manolín y animaba al Real Oviedo a brazo partido (negando esa absurda leyenda urbana de que fútbol y literatura son por definición contrarios). En Ventanielles era un hombre querido y admirado, una de sus grandes arterias. “Tanto él como su mujer estaban orgullosos del barrio, colaboraban en cualquier cosa y todo el mundo sabía que con ellos se podía contar” explica Veiga. Incluso el Grupo de Lectura del barrio, como agradecimiento por su colaboración, le hicieron un homenaje “por todo el amor que nos ha dado”. Colaboración es una palabra clave en la vida de Pedro García, de ese hombre que siempre estaba engrasando la máquina de ideas y no sólo sabía hacerlas posibles, si no también implicar a otros en esa batalla.

Creyó en las bibliotecas toda la vida, las defendió siempre. Nunca perdía la oportunidad, fuera por donde fuera, de decir que las bibliotecas eran vitales” Chelo Veiga

 

Chelo Veiga, la actual bibliotecaria de Pumarín, (ahora es la coordinadora de las bibliotecas municipales) conoció a Pedro García cuando se hizo cargo de la biblioteca de Ventanielles. “Pedro iba muchísimo por allí, colaboraba con todo, con cualquier idea; no por su negocio, sino por la ilusión que tenía en que la gente se acercase a los libros” explica Veiga. “Creyó en las bibliotecas toda la vida, las defendió siempre. Nunca perdía la oportunidad, fuera por donde fuera, de decir que las bibliotecas eran vitales”. Agustina Álvarez Julbes, exdirectora de la Agencia de Bibliotecas del Principado de Asturias, fue “tropezando” con el librero en varios proyectos, porque García era omnipresente en el mundo del libro. “Era un librero de los pies a la cabeza, de oficio y vocación” comenta Álvarez Julbes. “Creía que las bibliotecas debían acercar el libro a la gente. Siempre estaba tendiendo puntos de colaboración, buscando soluciones. Era un hombre muy empático, sabía ver las cosas desde distintos puntos de vista y ponerse en la piel de cada uno. Era fundamental para trabajar en grupo, agilizaba e ilusionaba a la gente”. Álvarez Julbes afirma que la relación entre las “librerías y las bibliotecas es estupenda y va más allá del tema comercial, porque por parte todos hay un empeño y una pasión vocacional por creer en lo que se está haciendo y sacar el libro adelante. Pedro García fue un pilar en esta relación”.

Luis Martín apunta que el dueño de Garluc luchaba por todas las bibliotecas, aunque no fuera “al uso”: todas le importaban, no sólo las públicas. Ya podían ser bibliotecas escolares, de centros sociales o de asociaciones de mujeres. Y en todo, este hombre “maravilloso y bueno por definición”ponía un empeño personal que le llevaba a luchar con ayuntamientos y administraciones, o coger su propio coche e ir a cualquier lugar a recoger escritores. Marta Magadán, editora de Septem Ediciones, recuerda cómo García defendía las bibliotecas y afirmaba que era una forma de socializar el libro. “Iba a Madrid y le conocía todo el mundo. En Asturias no somos conscientes de quién era Pedro y todo lo que luchaba”.

Era un librero de los pies a la cabeza, de oficio y vocación” Agustina Álvarez Julbes

Pedro García también jugó un papel crucial en el Grupo de Animación a la Lectura de la Red de Bibliotecas Públicas de Asturias. Él fue el responsable, entre otras cosas, de que acudieran a este club autores de la talla de Clara Sánchez y Manuel Rivas. “Tenía una gran pasión por lo que creía. Todavía este año, y hasta el último momento, estuvo trabajando para traer a un autor en mayo. Decía que quería lo mejor para los lectores y las bibliotecas” comenta Chelo Veiga. A pesar de que García fuese el gran motor, siempre se mostraba prudente, quería estar en un segundo plano, como si fuera ese mago de Oz que mueve los hilos pero nunca se ve. Siempre amable, discreto y cordial.

“Todo el año trabajando para que las cosas salieran bien, y él no quería sentarse en la mesa, sino pasar desapercibido” recuerda Veiga. “Es una persona que mantendremos eternamente en nuestro recuerdo”. Agustina Álvarez Julbes considera que la muerte de Pedro García es una pérdida irreparable. “Pierden los libreros y pierden los bibliotecarios. Perdemos todos. Muchas de las cosas que salieron adelante fue gracias a su empeño y, aunque esté todo encarrilado, hay que seguir tirando”.

Conciliador y comprometido, jamás una mala palabra o un mal gesto. Cada vez que había que apoyar al libro, ahí estaba él” Marta Magadán

Pedro García, como si fuera uno de los personajes de Cortázar, recorría al día 80 mundos. Involucrado en cuantos proyectos existían, y más aún que él se inventaba. Fue el presidente de la Asociación de Librerías del Principado de Asturias y gran impulsor de todas las actividades e iniciativas que se realizaban en torno al libro. Ocupó también la presidencia de la Asociación de Libreros de Oviedo hasta 2006, cuando tomó el relevo el actual presidente Luis Martín, y ambos, junto a un pequeño grupo de libreros de la capital asturiana, fueron artífices y precursores de la feria LibrOviedo que abrió sus puertas por primera vez en 1993. Martín, que trabajó codo con codo con García, tanto es así que los solían llamarles a los dos Mingo y Teresa, define a su amigo con tres palabras: entrañable, cariñoso e ilusionante. “Era un buen colega, un gran conversador, un hombre preparado con el que daba gusto tener una tertulia, y un luchador”. Martín recalca la ingente labor que García realizó sacando adelante LibrOviedo, el Premio Clarín o el Premio de Literatura Infantil y Juvenil en colaboración con Anaya. También colaboró con la editorial Septem en el Premio Letras. Marta Magadán, ex-presidenta del Gremio de Editores de Asturias, lo recuerda como un hombre “conciliador y comprometido, jamás una mala palabra o un mal gesto. Cada vez que había que apoyar al libro, ahí estaba él”. Magadán cuenta que en Garluc, a pesar de ser una librería pequeña, siempre tenía sitio en sus estanterías para los libros que se editaban en Asturias. “Mantenía una relación estupenda con los editores. Los recibía, los llamaba, los ayudaba en todo. A los que comenzaban, les explicaba la relación que debían tener con los libreros y los distribuidores. Porque así era Pedro: si necesitabas ayuda, sabías que podías contar con él. Apoyaba el libro en todas sus facetas: a bibliotecarios, editores, libreros, escritores y lectores”.

Era un buen colega, un gran conversador, un hombre maravilloso y bueno por definición” Luis Martín

Pero todo esto, como explica Luis Martín, García no hubiera podido hacerlo si no tuviera un “maravilloso soporte familiar”, la ayuda de su mujer y su hijo Pedro, que permanecían al pie del cañón en la librería y le apoyaban en todo, las personas que estaban tras él y son parte de su obra. Hoy día Garluc sigue abierta; su hijo Pedro ha tomado el relevo.

Dicen que cuando alguien sabio muere, es como si se quemara una biblioteca. Con la muerte de Pedro García hubiese ardido una biblioteca inmensa, si no fuera porque él no lo hubiera permitido: luchó toda su vida para que ningún fuego se acercara a los libros y la gente pudiera ver la asombrosa luz que salía de las bibliotecas, la que no procedía de las llamas, sino de las palabras. ”

 

Publicado en Comercio, Cultural, Educación | Deja un comentario

¿Por qué nuestra Biblioteca se llama José María Laso Prieto?

n027p06c
La denominación para la Bibiloteca del filósofo e histórico militante comunista José María Laso Prieto  fue decisión del cuestionable alcalde populista Gabino de Lorenzo, también lo nombro hijo adoptivo de la ciudad en 2004. Con estos golpes de magnanimidad hacia el veterano militante de una fuerza política opositora a su despótica gestión municipal, se atrajo el agradecimiento y cierto reconocimiento de convivencia democrática. ¿Contradicciones o devaneos de la política local?

Hoy a la puerta donde posaron los honorables hombres de la gabardina y el esquilmador se apelotonan los/las adolescentes del barrio, no con deseos de la lectura enriquecedora de algún volumen de la biblioteca, sino para poder acceder a la conexión del Wifi de la misma. Otras formas de lectura menos reflexivas acordes con los nuevos tiempos los guía al centro irradiador de cultura, ya que de los euros que los fondos Urban regaron por Oviedo, los seiscientos cuarenta mil que se licitaron para el Oviedo-Wifi, con 60 antenas repartidas por los barrios de La Corredoria, Pontón de Vaqueros, La Monxina, Teatinos, Ventanielles, La Tenderina y Fozaneldi, encargadas de «garantizar el acceso a la red de cualquier vecino», no sirvieron más que para las campañas de marketing del populismo rampante.

Las batalla del barrio desde finales de los setenta, por medio de la Asociación los Ríos de Ventanielles,  para conseguir un centro cultural, alcanzaron un hito al final del mandato de Antonio de Masip con la creación en 1990 de la segunda biblioteca municipal de Oviedo, la primera en muchos aspectos supuso junto al  primer centro de salud de Asturias en 1984, el cambio radical en la vida del barrio segregado.

9df391483de681824479f446264fce353460be4a    c13787a0-c606-4bcc-94d5-f94f0f8ac648

La vida de José María Laso Prieto, (Bilbao 1926- Oviedo 2009), también estuvo plagada de las batallas, que son las de la izquierda de posguerra y transición. “Se afilió al Partido Comunista en 1947 y militó en la clandestinidad. Estuvo encarcelado en tres ocasiones, llegando a sumar 8 años de cárcel, y contaba que en la tercera de esas detenciones fue torturado durante 22 días, «pero aguanté, no delaté a ningún compañero». Esa resistencia fue reconocida por el Partido Comunista, que lo nombró miembro del comité central en el VI Congreso del PCE, celebrado en Praga. Tras salir del penal de Burgos se desplazó a Oviedo, donde fijó su residencia en 1968. Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo, Laso Prieto publicó numerosas obras y artículos y era especialista en el pensamiento del filósofo italiano Antonio Gramsci. Fue nombrado hijo adoptivo de Oviedo en 2004, en un acto en el que glosó su figura Santiago Carrillo. En octubre de 2007 fue borrado de las listas de militantes de IU junto al resto de los afiliados del sector crítico de Oviedo.”

“Laso Prieto realizó una intensa actividad como presidente de la Fundación Isidoro Acevedo, vinculada al Partido Comunista, y ejerció como vicepresidente de Tribuna Ciudadana en la capital asturiana. Como especialista en Gramsci y en la teoría del uso alternativo del Derecho, este histórico militante comunista impartió conferencias en muy diversas ciudades de España y del extranjero. También formaba parte de las juntas directivas de las asociaciones filosóficas Sociedad Asturiana de Filosofía y Nódulo Materialista.”

a6514c82-fd96-40dd-982d-0f3ff6e4cf1e

 

 

 

 

Publicado en Cultural, Educación, Municipal | Deja un comentario

Vuelta Ciclista a Asturias 2018. 

IMG_0867
La primera etapa recorrió el Bulevar de Santuyano, calle pionera del urbanismo participativo en Oviedo con Imagina un bulevar. Una vía actualmente con formas de autopista, que es ya el símbolo del nuevo modelo de urbanismo y movilidad que lucha por nacer en la ciudad.

La VUELTA CICLISTA ASTURIAS 2018 pasó por primera vez por el interior de Ventanielles y Rubin. Fue la primera Etapa con salida neutralizada en Oviedo, recorrió a las 12:10 el Bulevar de Santuyano para seguir por la Avda. de Atenas, Río Eo, Tenderina… en dirección a Colloto.
Al incluir el “Bulevar” en el paseo de salida, la organización de la vuelta muestra así su apoyo a la transformación de esta calle, hoy todavía con aspecto de autopista, que marcará el inicio de lo que debe ser el nuevo modelo de urbanismo y movilidad de Oviedo, donde el peatón y el ciclista tienen que tener un papel destacado.

IMG_0870

 

Publicado en Bulevar, Deporte, Participación, Urbanismo y Medio Ambiente, Vias | Deja un comentario

Rehabilitación exterior viviendas de Ventanielles 2018-2022. Fondos europeos EDUSI.

IMG_5648

La rehabilitación de los barrios desfavorecidos, que aparecía expresamente en el programa del 2015 de algún partido político del actual Equipo de Gobierno Municipal, no encontraba recursos después de que año tras año los pufos afllorados de los gobiernos de Gabino De Lorenzo y Caunedo recortarán las posibilidades inversoras. Será con los fondos  europeos EDUSI, Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, cuando el primero de estos barrios verá desarrollado el primer plan de rehabilitación. El plan piloto para Oviedo se realizará en los edificios del polígono de Ventanielles.

La propuesta presentada en 2016 por el Ayuntamiento de Oviedo, aprobada en 2017, “Conectando Oviedo 2016” para estos fondos contemplaba varias líneas de actuación, el núcleo central era la transformación del Bulevar de Santuyano, pero también comprendía otras inversiones.

Con la línea de rehabilitación energética y mejora de accesibilidad llegará el primer plan de rehabilitación específica para un barrio de Oviedo en muchas décadas. Será inicialmente para las viviendas de los años 50 y 70 de Ventanielles. El equipo de gobierno municipal espera trasladar la experiencia de este plan a otras zonas de la ciudad, con viviendas en similares condiciones.

Las base normativa de este plan se redactaran en este año, 2018, como anexo a la Ordenanza General de Subvenciones del Ayuntamiento. En este mismo año se espera que una vez aprobadas las bases se inicien los contactos y solicitudes. El desarrollo posterior de acuerdos con comunidades de propietarios, redacción de proyectos, ejecución de las obras, recepción de instalaciones y justificación de las ayudas, comprenderá cuatro años más hasta el 2022.

Al iniciar marzo sabemos por la prensa que esta inversión en Ventanielles se librará del recorte en los presupuestos municipales del 2018 que ha originado la última deuda heredada de la sospechosa gestión de Gabino y Caunedo. La sentencia del Palacio de Congresos “Calatrava” deja sin otros 20,9 millones de euros las arcas del Ayuntamiento de OVIEDO,  no obstante al contar el proyecto “Conectando Oviedo 2016” con ayudas comunitarias de Fondos Europeos que financian hasta el 80%, no se verá afectado por esta nueva fechoría financiera. A finales del primer trimestre no se conoce ningún detalle de las bases de este plan de rehabilitación.

EDUSI CONECTANDO OVIEDO 2016                      (Detalle LA1)
REHABILITACIÓN ENERGÉTICA Y DE ACCESIBILIDAD EN EL PARQUE EDIFICATORIO
Se propone, como operación concreta sobre el ámbito de actuación, la rehabilitación
energética y la mejora de la accesibilidad de los grupos de viviendas de los años 50-70 del barrio de Ventanielles.
Estos grupos de viviendas reúnen las condiciones para ser seleccionadas como proyecto piloto de implementación de la estrategia:
· Se trata de bloques de vivienda edificados bajo un proyecto común, por lo que podrán darse soluciones repetitivas y con economía de escala.
· Son edificios construidos con anterioridad a la aplicación de las primeras normativas de ahorro energético por lo que las actuaciones de mejora de la envolvente térmica tendrán un impacto mayor.
· Son edificaciones que carecen de ascensor, pero en las que las obras de mejora de la accesibilidad no son especialmente complejas. (configuración constructiva, existencia de espacios libres semi-públicos, etc.)
· La mejora de las condiciones de accesibilidad tiene una incidencia directa en la mejora de las condiciones de vida especialmente en los colectivos de personas mayores y mujeres, aspecto directamente relacionado con las políticas de igualdad y género
· El área cuenta con mayor media de personas en los sectores en riesgo de exclusión social que otras áreas urbanas: personas mayores, mujeres, inmigrantes, población con menor formación, bajos niveles de renta
· Dado el bajo nivel de renta de la población del área incide especialmente los problemas de pobreza energética. Las características constructivas de los edificios implican grandes consumos de energía para su climatización e importantes inversiones para realizar obras de reducción de pérdidas energéticas a las que la población del área, dado su limitación de recursos económicos, no puede acceder. Es decir son colectivos sociales que, de manera individual, no pueden actuar ni sobre los efectos (excesivo gasto energético) ni sobre las soluciones (rehabilitación energética).
.
Publicado en Edificios, Municipal, Urbanismo y Medio Ambiente | Deja un comentario

El Ventanielles y Rubin de los años 40.

Aviary Photo_131647604585448855

Aviary Photo_131647333802386874

En los años cuarenta en la loma de la Cadellada, destaca el Manicomio de Oviedo, la parte alta del Cuartel del Rubín….. Abajo los húmedos campos del este de Oviedo, prados y huertas por donde discurría el Arroyo Trigales y que atravesaba el Ferrocarril de Económicos.
Setenta y cinco años después nos encontramos con un paisaje de construcciones totalmente diferentes, el Hospital Universitario, la Piscina Polideportivo, la Escuela Infantil, los tejados del Polígono de Ventanielles, una autopista urbana, viales y el puente de la avenida de Atenas. Pronto este paisaje volverá a sufrir un sustancial cambio con el parque lineal que supondrá la transformación del Bulevar de Santuyano.

En la segunda combinación de imágenes seguimos en la misma zona:

Aviary Photo_131647285098440570

Aviary Photo_131647287076120563

La foto de mediados de los cuarenta nos descubre al pie de la loma de la Cadellada, las dos hileras de la parte sur de la Colonia de Guillén Lafuerza, al fondo los prados por donde discurría también el Ferrocarril de Económicos (FEVE) y el Arroyo Trigales.
Hoy algo más que los nombres han cambiado, el Barrio de las Flores, el Instituto Pérez de Ayala, la Urbanización Torre Jardín y el Polígono de Ventanielles se antojan como otro mundo muy distinto de aquel casi rural de hace 73 años. Tambien aqui la transformación del Bulevar de Santuyano modificará algo el paisaje completando la trama vial.

El Arroyo Trigales conocido así por los lugareños fue registrado por la cartografía de la época como Arroyo Santullano, atrapado desde aquellos años en el gran colector camino del Nora y más tarde de la depuradora de Villapérez.

Aviary Photo_131647263195960009

Publicado en Bulevar, Edificios, Movilidad, Municipal, Urbanismo y Medio Ambiente | Deja un comentario